Cultivos de coca en Colombia bajaron 9%: hay 154 mil hectáreas

Foto: Cortesía Ejército Nacional

Naciones Unidas, ONUDC, entregó el informe correspondiente al monitoreo realizado en 2019.

En la mañana de este miércoles, el presidente Iván Duque, confirmó que el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) reportó hoy, que el año pasado se registró una reducción del área sembrada de coca en el país.

«Según el informe, Colombia reporta una reducción del 9 por ciento en el área sembrada con coca, pasando de 169 mil hectáreas en 2018 a 154 mil en 2019«, aseguró Duque.

«Nos presenta una reducción del 9 por ciento en los cultivos ilícitos, equivalente a 15.000 hectáreas, y se convierte en la mayor reducción de cultivos ilícitos en los últimos seis años en nuestro país”, dijo el Presidente.

Duque agregó que a esto se debe sumar que el año 2019 cerró como el año de mayores incautaciones históricas de cocaína.

El mandatario destacó que en esa tarea se suman los esfuerzos de los programas de sustitución y los de radicación, esto combinado con el “trabajo denodado” de soldados y policías y de los grupos de erradicación manual.

(Le podría interesar: La erradicación de cultivos de matas de coca no ha parado en Colombia).

“Quiero destacar, como lo hace el reporte, que hay una reducción de los cultivos ilícitos en las comunidades afro colombianas, en comunidades indígenas y también en otros lugares estratégicos de la geografía nacional”, dijo el mandatario.

“Estos resultados nos motivan y nos estimulan pero no somos complacientes, queremos seguir avanzando de manera decidida y con resultados que es más contundentes”, destacó el jefe de Estado.

Pese a disminución, producción de coca se mantuvo estable

Por su parte, Pierre Lapaque, representantes de Naciones Unidas contra el Crimen y el Delito en Colombia, dijo que a pesar de esa reducción, «la producción de cocaína se mantiene estable, se estima en 1.137 toneladas métricas, que equivale a un incremento de 1.5 por ciento con relación al año anterior«, según el  monitoreo.

«Estas son buenas noticias para Colombia, no solo porque se rompe la tendencia de incremento que se había iniciado en 2014, sino porque es un reconocimiento al Gobierno y todas las instituciones, y las comunidades que se han comprometido con abandonar la siembra de los cultivos de coca para llegar a la legalidad«. aseguró Lapaque.

(Le sugerimos leer: Con erradicación voluntaria, resiembra es solo del 6 por ciento).

De acuerdo con el informe, en Caquetá se  redujo su área sembrada en un 62 por ciento; en Antioquia un 29 por ciento; en Nariño un 12 por ciento; en Bolívar un 7,5 por ciento; y Putumayo en un 5 por ciento.

(Le podría interesar: El narcotráfico enciende la guerra entre las disidencias en Putumayo).

«Sin embargo, hubo incrementos notables en Norte de Santander, que registró un 24,1 por ciento más de territorio afectado por cultivos de coca, y en el Valle del Cauca, cuyo aumento alcanzó un 82 por ciento respecto al año 2018», señala el informe.

Lapaque, señaló que las zonas donde se realizó la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, la resiembra es muy baja.

En 2019, «el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura se estimó en 1.137 toneladas métricas, verificándose un aumento de 1,5 por ciento«, señaló el funcionario de Naciones Unidas.

La ONU señala en su informe que el «incremento de la productividad se debe a la concentración de la coca en enclaves productivos donde se facilita la siembra y transformación de la hoja».

La producción estimada de hoja de coca fue de 993.107 tonelada métrica, lo que representa un incremento de 1,6 por ciento.

(Le sugerimos leer: Por coca, están enfrentados ‘Gentil Duarte’ e ‘Iván Márquez’ en Nariño).

En relación con la productividad del cultivo, en el ámbito nacional, se estima que una hectárea de coca produjo al año alrededor de 5.8 tonelada métrica de hoja fresca, que se traduce en un incremento de 1,8 por ciento.


Tomado del diario EL TIEMPO