El operativo militar por el cual cuestionan al Ministro de Defensa

Foto: AFP

En la operación fue dado de baja ‘Gildardo Cucho’. Siete menores fallecieron en el lugar.

El pasado 31 de agosto, el Ministerio de Defensa informó de una operación militar en la zona rural de San Vicente del Caguán en contra de un grupo disidente de las Farc, en la cual falleció ‘Gildardo Cucho’ y otros 13 miembros del grupo residual.

En ese momento, el presidente Iván Duque aseguró que la operación, la cual incluyó un bombardeo y un desembarco aéreo, se había realizado con una labor «estratégica, meticulosa e impecable».

«Anoche autoricé al Comando Conjunto de Operaciones Especiales adelantar una operación ofensiva contra esta cuadrilla de delincuentes narcoterroristas que son residuales de lo que se conocía como las Farc y que hacen parte de las estructuras criminales que pretenden ahora desafiar a Colombia», manifestó Duque.

Por su parte, en su cuenta de Twitter, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, aseguró que «los delincuentes están advertidos: se entregan o serán vencidos», razón por la que se puso en marcha la operación en San Vicente del Caguán.

«Este criminal dedicado al narcotráfico, al secuestro, a la intimidación de líderes sociales pretendía ser parte de esa estructura amenazante que ayer (jueves) se presentaba al país como una nueva guerrilla, cosa que no es, porque es una cuadrilla de narcoterroristas», añadió el mandatario.

En opinión del presidente, con este ataque los disidentes «ya empezaron a recibir los mensajes claritos» en referencia a que el Estado los perseguirá. Márquez, cuyo nombre de pila es Luciano Marín, anunció ayer que volvía a las armas junto a un grupo de exlíderes de las Farc como Seuxis Paucias Hernández, alias ‘Jesús Santrich’, Hernán Darío Velásquez, alias ‘El Paisa’, o Henry Castellanos Garzón alias ‘Romaña’.

Este martes, en medio del debate de moción de censura contra el ministro Botero, el senador Roy Barreras señaló que en este operativo fallecieron siete menores de edad, entre los 12 y 17 años, sustentado en el informe de Medicina Legal.

Luego de los señalamientos, Botero aseguró que las operaciones militares siempre se desarrollan de acuerdo a las normas internacionales y agregó que no se sabía sobre la presencia de menores en el campamento.

También dijo que el bombardeo se hizo porque alias Gildardo Cucho era una amenaza contra la seguridad nacional. Y añadió, de manera enfática, que es este grupo el que infringe el derecho humanitario, pues «coloca a una persona protegida en un riesgo que no debe soportar».

Concluyó señalando que “corresponde a las autoridades competentes esclarecer las responsabilidades en ese episodio”.


Tomado del diario EL TIEMPO