Este es Gustavo Alfaro, el nuevo técnico de Boca Juniors

Foto: tn.com.ar

Conocido en Colombia en su labor de comentarista de TV, reemplaza a Guillermo Barros Schelotto.

Gustavo Alfaro, quien será presentado este miércoles como nuevo entrenador de Boca Juniors, reúne a los 56 años una vasta experiencia en diversas categorías del fútbol argentino, pero prácticamente es un desconocido en el exterior, salvo en Colombia, donde se ha ganado un reconocimiento como analista en televisión.

Como futbolista, Alfaro jugó en la Segunda División en Atlético de Rafaela de 1988 a 1992. Se retiró a los 28 años porque, según explicó años después en una entrevista, “ya había cumplido el sueño de jugar en la Primera de Atlético”.

Alfaro es el entrenador que más años lleva dirigiendo en el fútbol argentino. Comenzó su carrera como técnico en Atlético de Rafaela, pasó por Patronato, por Quilmes, volvió a Atlético de Rafaela y luego dirigió a Belgrano en la Primera División.

Después fue a Olimpo, salió campeón de la Segunda División, consiguió el ascenso y, al día siguiente de la consagración, el presidente del club lo despidió. “Salimos campeones, lloramos juntos en el vestuario, nos abrazamos y al otro día me echó. ‘En el Nacional B sos el mejor, pero no tenés nivel para dirigir en primera y para echarte en la sexta fecha prefiero que te vayas ahora’, me dijo”, reveló Alfaro entre risas a la prensa años más tarde.

El oriundo de Rafaela, provincia de Santa Fe, volvió a Quilmes en 2003 y consiguió que el equipo ascendiera a la Primera División. Antes del partido definitorio, Alfaro escribió un mensaje para sus jugadores en la pizarra para motivarlos: “Cuando veas la sombra de un gigante, no te asustes, porque puede ser la sombra que el sol proyecta de un enano”.

No fue esa la única vez que utilizó frases para motivar a sus dirigidos. Alfaro es un asiduo lector y algunos de sus escritores favoritos son Ernesto Sábato, Mario Vargas Llosa, Marcos Aguinis, Jorge Luis Borges y Mario Benedetti. “Siempre recomiendo ‘La Resistencia’, de Sábato, del que me quedó una frase que suelo repetirles a los jugadores: ‘Los hombres encuentran en las mismas crisis la fuerza para la superación. Así lo han demostrado tanto hombres como mujeres que con el único argumento de la tenacidad y el valor lucharon y derrotaron a las dictaduras más aberrantes de nuestro continente, porque el hombre sabe hacer de los obstáculos nuevos caminos y a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer’. Me grabé esa frase para toda la vida”, dijo Alfaro en una entrevista en 2015.

Este entrenador de 56 años tuvo en 2005 su primer gran desafío en uno de los equipos más grandes de Argentina: San Lorenzo. Sin embargo, ‘Lechuga’ no obtuvo buenos resultados y fue despedido al año siguiente. Después de eso dirigió a Arsenal y quedó en la historia del club al ganar por primera vez la Copa Sudamericana en 2007.

Al año siguiente dirigió a Rosario Central y en 2009 tuvo su primera y única experiencia en el exterior al frente del Al Ahli saudí. En 2010 regresó a Arsenal y nuevamente alcanzó la gloria: ganó la el torneo Clausura de la Liga de 2012, la Supercopa Argentina de 2012 y la Copa Argentina de 2013. En 2014 pasó a Tigre, en 2016 a Gimnasia y Esgrima La Plata y a mediados de 2017 llegó a Huracán, su último club antes de Boca Juniors.

Hace pocos días, Alfaro, que desde 2006 compagina sus labores como entrenador con sus funciones como comentarista de fútbol en el canal Caracol, se despidió de Huracán con una emotiva carta en la que aseguraba que sus 18 meses en el club fueron “maravillosos” e “inolvidables”.

“Todas las cosas en mi vida me han costado mucho, desde mis inicios como jugador hasta mi búsqueda como entrenador. Siempre fueron cuestas escarpadas y lejos de ser sencillas. Pero siempre con mí vista puesta hacia adelante, a tratar de conquistar desafíos. Y ya en esta etapa de cierre de mi carrera soy convocado a un proyecto deportivo por el cual desearía atravesar”, afirmó el entrenador de 56 años en la carta.

Alfaro, un entrenador muy querido y admirado por sus colegas y los jugadores, arma los equipos de atrás para adelante y tiene como principal objetivo evitar encajar goles. A este lector empedernido, que dirigió una docena de equipos, le “gustan” el entrenador italiano Carlo Ancelotti, el alemán Joachim Löw y los argentinos Carlos Bianchi y Carlos Timoteo Griguol.

También dijo que “de los jóvenes” le parece “muy bueno” lo que hacen Marcelo Gallardo (entrenador de River Plate) y Guillermo Barros Schelotto, a quien, justamente, reemplaza en el banquillo de Boca Juniors.


Tomado del diario El Tiempo /EFE

COMPARTIR