G20 en Argentina: los 4 puntos de tensión que se viven tras bambalinas en la cumbre de Buenos Aires

Foto: Reuters

La cumbre del G20 que comienza este viernes en Buenos Aires se parece al encuentro de una familia con problemas que se reúne después de un tiempo para celebrar la Navidad: hay ganas y expectativas, pero no faltan las tensiones.

Y de estas últimas parece que habrá bastantes en la reunión de líderes de los 19 países más industrializados del planeta (más la Unión Europea).

Pocas horas antes de aterrizar en la capital argentina, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló la cita que tenía con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, debido a la escalada de acciones con Ucrania en el mar Negro.

Pero Trump no solo debe lidiar con eso, sino que también compartirá escenario con el líder de China, Xi Jinping, un país con el que tiene una guerra comercial declarada.

Finalmente, los mandatarios de México, EE.UU. y Canadá firmaron el nuevo acuerdo de libre comercio entre los tres países norteamericanos, en reemplazo del polémico Nafta.

Líderes de Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos están en Argentina.

Todo esto, en el marco de una Buenos Aires blindada por cielo y por tierra, con las fuerzas del orden en estado de alerta máximo mientras, más allá de los vallados de seguridad, miles de personas protestan en oposición a la cumbre.

En BBC Mundo te mostramos cuáles son los puntos de mayor tensión que se vivirán en la reunión del G20 versión Buenos Aires de este 2018.

  1. Trump-Putin

“He decidido que será mejor para todas las partes cancelar mi reunión prevista con Putin”, dijo el presidente de EE.UU. poco antes de viajar a la cita de mandatarios y líderes mundiales en Buenos Aires.

¿La razón? Trump indicó que la cancelación se debe a que los marinos y las embarcaciones ucranianas tomadas por Rusia en el mar Negro no han sido devueltos.

La suspensión de la minicumbre también está influenciada por la decisión del exabogado de Trump, Michael Cohen, de declararse culpable de haberle mentido al Congreso de EE.UU. sobre una propiedad del mandatario estadounidense en Rusia, que construyó mientras se desarrollaba la campaña presidencial en 2016.

El vocero del gobierno ruso, Dmitry Peskov, indicó que Moscú lamenta la decisión.

Pero la primera reacción sobre la cancelación de la reunión había sido: “Si esto es así, el presidente tendrá un par de horas adicionales en el programa para reuniones útiles al margen de la cumbre”.

A todo esto se unió la declaración de la canciller alemana, Ángela Merkel, que culpó enteramente a Rusia por la crisis y anticipó que hablaría del tema con el presidente Putin en Buenos Aires.

  1. China y Estados Unidos

En otro frente, el mandatario estadounidense no abandonó su retórica encendida sobre la guerra comercial que sostiene especialmente con China.

Trump dijo recientemente que los impuestos vigentes sobre cerca de US$200.000 millones de importaciones chinas se incrementarán como estaba planeado.

Pero no solo eso, también amenazó con aplicar esas tarifas sobre otros US$267.000 millones de productos procedentes de China.

El presidente estadounidense le dijo a los reporteros, reunidos en la Casa Blanca antes de su viaje, que mientras China buscaba firmar un acuerdo, “yo no sé si quiero hacerlo. Me gusta lo que estamos haciendo ahora”.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Geng Zhuang, dijo que está esperanzado en buscar un diálogo con EE.UU. en la cumbre.

“Esperamos que EE.UU. pueda mostrar una cara sincera y reunirse con nosotros, para promover un acuerdo que ambos países puedan aceptar”, le dijo el canciller a la agencia Reuters.

La guerra comercial entre ambos países está así: EE. UU. le ha aplicado aranceles a un total de US$200.000 millones de productos chinos desde julio, y China ha tomado represalias imponiendo aranceles sobre US$110.000 millones de productos estadounidenses.

Ambos mandatarios esperan reunirse el sábado.

“Creo que el escenario más plausible es que el presidente chino Xi Jinping no le ofrecerá muchas concesiones a Trump, por lo que no habrá muchos avances en la reunión del G20”, le dijo a la BBC el experto en temas económicos de Capital Economics, Julian Evans-Pritchard.

  1. ¿Qué puede esperar el príncipe Mohammed bin Salman?

El príncipe heredero de Arabia Saudita está en un torbellino desde que se conoció la noticia de la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi dentro del consulado del país árabe en Estambul, Turquía.

Por eso, su presencia en Buenos Aires ha generado incomodidad, debido a que varios organismos internacionales, entre ellos la Agencia de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), señalaron que habría sido él quien ordenó el crimen.

Organizaciones de derechos humanos en Argentina le solicitaron a la justicia local que emprendiera un proceso en contra del príncipe “por crímenes de lesa humanidad” en Yemen y Turquía.

Canadá ordenó esta semana sancionar a 17 funcionarios sauditas en relación con la muerte de Khashoggi.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, indicó que se reunirá con Bin Salmad en Buenos Aires y le dará un mensaje “muy claro”.

“En la relación con Khashoggi, queremos una investigación transparente sobre lo que ocurrió y que paguen los responsables de este acto”, dijo.

El gobierno de Turquía, por su parte, no confirmó si el presidente Recep Tayyip Erdogan reunirá con el príncipe, quien ha sido descrito por medios como The Washington Post y la agencia de noticias AP como una figura “tóxica” dentro de la cumbre.

  1. Cambio climático y Brasil

Por supuesto, el calentamiento global no podía estar fuera de esta conversación.

Y especialmente después del informe reciente de varias agencias federales de Estados Unidos en el que se señalaba el alarmante impacto que el calentamiento global tendrá en su economía.

Y aquí entra la posible firma de un tratado entre la Unión Europea y el bloque de países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela).

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, señaló que su país rechazaría un posible convenio si el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, retira a su país del Acuerdo de París para el Cambio Climático cuando asuma la presidencia, en enero.


Redacción Paz Estéreo. Con información del portal de la BBC Mundo.

COMPARTIR