La iglesia como negativa ante la decisión del Gobierno participará en la Marcha nacional por la vida el próximo 5 de mayo. 

Tras la firma de la Resolución N° 825 por parte del Ministerio de Salud y Protección Social, donde se reglamenta la eutanasia para menores, los obispos católicos del país, en un comunicado, expresan su rechazo y lamentan la decisión tomada por el Gobierno Nacional.

“Rechazamos y lamentamos que el Gobierno haya hecho caso omiso a las múltiples y clamorosas manifestaciones del pueblo colombiano, de asociaciones médicas, de universidades y otras instituciones educativas, de grupos de familias y de organizaciones sociales en contra de la eutanasia y en defensa del derecho a la vida”, señala la misiva.

La Conferencia Episcopal de Colombia respalda las actuaciones jurídicas que puedan impedir la aplicación de la mencionada Resolución e invitan a las instituciones de salud a pronunciarse a favor de la vida y a ofrecer a los niños y adolescentes enfermos la atención y cuidados que ellos necesitan.

Los voceros de la Conferencia Episcopal indicaron “Invitamos al pueblo católico a mantener como principio firme y no negociable que la vida es un don de Dios del cual sólo él puede disponer; a las familias, a comprometerse a fondo con su misión de ser cunas donde nace, crece y se defiende la vida; a los jóvenes, adolescentes y niños, para que no se “dejen robar la esperanza”, aun frente a todo aquello que relativiza el valor de la vida humana”, indica el comunicado.

La Iglesia católica anuncia que se unirá a la “Marcha Nacional por la Vida”, que viene promoviendo una plataforma ciudadana para el próximo 5 de mayo, e invita a los colombianos para que salgan a las calles a pronunciarse, en paz, a favor de la vida.

Descargar documento


Redacción: Paz Estéreo