Led Zeppelin gana la batalla judicial por el presunto plagio de «Stairway to heaven»

Foto: Led Zeppelin / ABC

El Tribunal Supremo de EE UU no admitirá más recursos por el archivo de las denuncias de plagio

Por: Nacho Serrano

ABC

La larga batalla judicial por el presunto plagio cometido por Led Zeppelin al componer «Stairway to Heaven» ha llegado a su fin. Todo empezó en abril de 2016, un juez de Los Ángeles dio la razón a la banda Spirit, al dictaminar que las notas iniciales de «Stairway to Heaven» eran lo suficientemente similares a las de su canción instrumental «Taurus», como para que un jurado lo estudiase como un caso de plagio.

Dos años antes, el administrador Michael Skidmore, en representación del guitarrista de Spirit, Randy California, ya fallecido, había presentado la demanda por el parecido existente entre el tema de Spirit, de 1968, y el recordado hit de los Zeppelin, editado en 1971. Los grupos tocaron juntos en varias ocasiones a finales de los años 60, y según Skidmore, el guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page, pidió a California que le enseñara los acordes iniciales de «Taurus»

Antes de que se celebrara el juicio, Jimmy Page, el cantante Robert Plant y el bajista John Paul Jones, los miembros con vida de Led Zeppelin, argumentaron, entre otros aspectos, que las similitudes entre las dos canciones están limitadas a «una escala cromática descendiente de tonos» que es muy popular en el mundo de la música y que no puede ser susceptible de protección por derechos de autor. En cualquier caso, el fallo del juez Gary Klausner dejó sólo como acusados a Page y Plant, de 72 y 67 años, respectivamente.

En junio de ese mismo año, un jurado en Los Ángeles los declaró inocentes del cargo de plagio, determinando que tanto Plant como Page habían tenido acceso a la canción, pero que el «riff» de «Taurus» no era «intrínsecamente similar» a los primeros compases de «Stairway to Heaven».

Sin embargo, el pasado mes de agosto la Corte Suprema de Estados Unidos recibió una petición para reabrir la demanda, argumentando que «el juez de primera instancia sostuvo que solo lo que se deposita en la Oficina de derechos de autor de EE. UU. tiene el beneficio de protección bajo la Ley de Derechos de Autor de 1909», circunstancia que considera injusta, y señalando que el jurado ni siquiera llegó a escuchar la grabación original de «Taurus». Por otra parte, el demandante consideró que perdió en el juicio porque el jurado no fue instruido apropiadamente sobre la originalidad en la música pop. «Las notas musicales no se pueden proteger y las combinaciones de notas que se utilizan con frecuencia pertenecen al dominio público, pero cuando hay algo único en la selección y disposición de estas notas, eso puede tener derechos de autor, y el juez no le dijo esto al jurado antes de que comenzaran a deliberar», argumentó.

Pero esta petición de reapertura de la demanda no ha prosperado, ya que el Tribunal Supremo de Estados Unidos se ha negado a aceptarla, poniendo fin a esta larga disputa legal para siempre. El caso «Stairway» está cerrado.


Tomado del portal español ABC