Banner de Ejercicios Espirituales

“La misericordia de Dios nunca se acaba”

La biblia se debe saber leer e interpretar por eso existen los ministerios, es importante conocer los mensajes y reflexiones.

La palabra misericordia, significa miseria- corazón, saber llorar con el que llora. La misericordia es sentir con el corazón, no se podría decir en un velorio, que bueno que falleció y lo mato un bus o que un borracho llegue cantando y celebrando en un velorio.

Es sentir el dolor del otro, ponerse en su lugar, ser bondadoso, ayudar, tener corazón y amor por los demás. Hoy en día nadie deja de comer por darle a los demás, al contrario los Colombianos botan a la basura la comida, cuando hay personas que se encuentran sin que comer.

Misericordia es lo que le sucedió a San Juan de Dios, creador de los hospitales de España. Un día el se encontró un día a un ladrón que le habían cortado la mano, fue cuando el tuvo misericordia, al ver la sangre y sin mano al señor. El sintió dolor por el Ladrón, ese dolor de que quizás esa persona era hijo de una prostituta o un drogadicto, nadie sabe que dificultad pasan las personas.

Aunque el señor herido era un ladrón, San Juan de Dios lo llevo al hospital y se hizo cargo de todos los gastos. Otro día en una Iglesia, San Juan empezó a gritar que habían muchas personas aguantando hambre y lo metieron a un manicomio como si fuera un loco.

Cuando se encontraba en el manicomio, se dio cuenta que muchas personas “locas”, se encontraban en este lugar porque habían sido violadas. Él vio el martirio de todas las personas en ese manicomio. Un día se incendio ese lugar y el decidió cuidar a todas las personas que vivían en el manicomio.

Con el tiempo, el con su misericordia logró que personas apoyaran y fue cuando se creó los hospitales de San Juan de Dios. En la actualidad el Papa Francisco nos invita a tener misericordia, porque la misericordia es tener corazón espiritual y un amor por el otro, que se encuentra sufriendo.

En la biblia dice, misericordia es sentir el dolor del otro. Las personas deben tener misericordia en su corazón.


Redacción: Annie Rincón