Queen denuncia que no ha recibido “ni un penique” por ‘Bohemian Rhapsody’

Foto: Cordon Press

Brian May, guitarrista del célebre grupo, asegura que han pasado 12 años asesorando a los creadores de la película pero que aún no han recibido compensación económica

Los éxitos de Queen son incontables, pero las cifras que ha logrado Bohemian Rhapsody, la reciente película sobre la banda, están llenas de ceros. La cinta se ha convertido ya en el biopic musical más taquillero de la historia, con más de 900 millones de euros de recaudación y la más vista de 2018 en España, con cuatro millones de espectadores y 24 millones de euros. Sin embargo, esos números no parecen haber repercutido sobre los del grupo británico: sus integrantes no han recibido ni un euro gracias a ella.

Lo han contado los propios integrantes de la banda, en concreto su famoso guitarrista, Brian May, que ha hablado del tema de forma despreocupada en un podcast de la BBC. «Tengo que reírme, la verdad, porque el otro día salió una cosa en un periódico diciendo que nos estábamos haciendo más ricos con esta película», explicaba May con una carcajada al programa The Zoe Ball Breakfast Show. «Si supieran… Nos reunimos con el contable el otro día y todavía no hemos ganado ni un penique por ella. ¿No es gracioso? ¿Pero cuánto éxito tiene que tener una película para que ganes dinero?», se preguntaba.

La banda, con casi medio siglo de canciones y sobre los escenarios, lleva más de una década ayudando en el proceso de creación de esta cinta, como ha contado el músico de 71 años. «Ha sido un largo acto de amor, 12 años de desarrollo», ha explicado. «Pensábamos que le iría bien… pero nunca imaginamos que así de bien. Es increíble», ha confesado.

El dinero no les ha llegado todavía, pero eso no significa que el cheque no vaya a aparecer jamás. Según May, hay «mucha gente» en el proceso de creación y, por tanto, es previsible que cobren más adelante, cuando todo el mundo haya recibido lo suyo. Y que se lleven pingües beneficios. Por ejemplo, el diario británico Daily Mail estimaba que la principal heredera de Freddie Mercury, el vocalista de la banda y protagonista de la película, recibirá casi 45 millones de euros por los royalties de la película.

Esa heredera es Mary Austin, que ahora tiene 67 años y que fue el gran amor, como él mismo la describió, de Mercury. Al morir el cantante repartió su fortuna en tres: el 25% para sus padres, el 25% para su hermana y la otra mitad para Austin, que durante seis años fue pareja del cantante y luego su gran amiga. Además, a ella le corresponden aproximadamente el 19% de las ganancias que sigue generando Queen. Las otras cuatro quintas partes son para los tres compañeros que sobrevivieron al cantante: el batería Roger Taylor, el bajista John Deacon y el citado guitarrista Brian May.


Tomado del diario EL PAÍS (Es)