Crisis ecuatoriana tiene en vilo exportaciones colombianas

Foto: Cortesía

Luego de las medidas tomadas por el gobierno de Lenin Moreno, la frontera entre Colombia y Ecuador fue cerrada y los empresarios son pesimistas, pues se prevé que la situación puede empeorar

Ecuador afronta una crisis de grandes proporciones luego de que el gobierno de Lenin Moreno decidiera quitarle los subsidios al combustible.

El Gobierno de ese país además declaró el estado de excepción luego de las protestas que se expandieron por todo su territorio. La medida se aplicará durante dos meses en los que se pretende garantizar la seguridad y prevenir un posible estallido de las protestas violentas.

Sin embargo, una crisis de esta magnitud supone la disminución del comercio con Colombia, un país con el que Ecuador tiene amplios lazos comerciales (ver infografía). Según el secretario de Gobierno de Nariño, Mario Viteri, los municipios más afectados por esta crisis son Pasto e Ipiales.

El funcionario le indicó a EL NUEVO SIGLO que “nosotros con la asesora de fronteras del departamento de Nariño, de la Gobernación, escatimamos que en el intercambio comercial de la frontera durante los días que duró el bloqueo se asume una pérdida cercana a los 2 millones de dólares de intercambio comercial, que son cifras que mantiene la provincia del Cachi en Ecuador y los municipios fronterizos colombianos. Esto se perdió durante los siete días que duró el bloqueo”.

Así mismo, Viteri manifestó que “lo que más se ha afectado es el comercio con los bloqueos, los comerciantes estaban, por el tema del dólar, registrando un buen comportamiento, ya con esta situación no tenemos visita de ecuatorianos a Colombia y por ende varios establecimientos han reducido sus ventas considerablemente”.

El secretario Viteri informó que la frontera se abrió hace algunos días. “Hubo una amenaza de bloqueo, pero el Gobierno ha declarado estado de excepción. Esta amenaza no se cumplió, pero nosotros estamos a la expectativa. Nosotros tenemos comunicación constante con el Gobierno provincial del Cachi y esperamos que, como lo anunció el Presidente de Ecuador, adelante el diálogo con los transportadores y que supere la situación”, expresó.

“Subsidio perverso”

Con el anuncio del presidente Moreno de remover el precio del diésel y la gasolina extra el Estado del vecino país pretende ahorrar 1.400 millones de dólares al año. Ese anuncio hace parte de un paquete de medidas económicas para preservar la estabilidad económica del país.

“Quiero insistir en que las medidas anunciadas el martes están en firme, especialmente las relacionadas con un subsidio perverso que estaba causando demasiado daño al país y que distorsionaba la economía”, dijo Moreno y agregó que “con el fin de controlar a quienes quieren imponer el caos he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional. Los derechos se exigen sin perjudicar”.

Luego de las medidas implementadas por Moreno, la gasolina extra pasó de costar 1,85 dólares por galón a 2,22. El diésel, de 1,37 dólares y se ubicó en los 2,10 dólares por galón. Las protestas que tuvieron en vilo al país se comenzaron a registrar desde la semana pasada.

Según le dijo a este Diario la directora de la Cámara de Comercio Colombo-Ecuatoriana, Oliva Díaz-Granados, “la crisis de Ecuador y especialmente lo que sucede en frontera afecta de manera grave la exportación entre Colombia y Ecuador, teniendo en cuenta que la frontera por Rumichaca ha sufrido bloqueos. Llevamos desde la semana pasada con la frontera bloqueada por una situación que inició la provincia del Carchi, frontera con Colombia, por algunas protestas y solicitudes al gobierno de Ecuador, como que este lugar del país no tuviera IVA”.

Según la funcionaria “así arrancamos la semana pasada y en esta semana a raíz de las medidas económicas del gobierno hay disturbios y vandalismo y eso también ha cerrado la operación de comercio exterior con Ecuador. Esto nos afecta mucho, tengo muchas empresas colombianas que están en la frontera con sus camiones esperando pasar y obviamente la Cámara recomienda a los transportadores no exportar mercancía hasta que la situación se resuelva, porque los primeros afectados serán el transporte de carga que los vándalos los agreden”.

Díaz-Granados sostiene que “todas las empresas que exportan a Ecuador desde Colombia están paralizadas. Además teniendo en cuenta que las operaciones aéreas también están canceladas. Los desmanes generan una gran preocupación y angustia en la población y desabastecimiento”.

Según dijo “el Gobierno ecuatoriano ha tomado el camino correcto, las medidas que ha tomado sobre desmontar el subsidio de la gasolina es correcta es una medida muy dura que Colombia vivió hace varios años pero había que hacerlo, Ecuador tiene un altísimo endeudamiento y esos son los resultados de los gobiernos corruptos y las malas administraciones. Cuando un país se endeuda de manera exorbitante al fin y al cabo es la población que tiene que pagar esas deudas. Ecuador estaba cerrado comercialmente”.

Acuerdo con el FMI

Las medias anunciadas por Moreno tienen que ver con un acuerdo que suscribió el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recuperar su liquidez. Este “acuerdo técnico de asistencia financiera a Ecuador” tiene un valor de 4.200 millones de dólares, que permitió el desembolso inmediato de 652 millones de dólares.

Según el FMI las medidas tomadas por Moreno “tienen como objetivo mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la economía ecuatoriana, y fomentar un crecimiento sólido e inclusivo. El anuncio incluyó decisiones importantes para proteger a los pobres y más vulnerables, así como para generar empleo en una economía más competitiva”.

De hecho el organismo destacó que Ecuador “sigue realizando importantes avances en la implementación de su programa económico, que busca impulsar la competitividad y la creación de empleo, lograr más prosperidad para todos los ecuatorianos, proteger a los más vulnerables, fortalecer las bases institucionales de la dolarización y continuar con la lucha contra la corrupción”.

Agregó que «evidencian mejoras en las condiciones fiscales del país, así como en el fortalecimiento de sus reservas internacionales».

En las otras medidas implementadas por el gobierno está la eliminación o reducción de aranceles para la compra de equipo, maquinaria y materia prima, tanto agrícola como industrial, y de teléfonos celulares, tabletas y computadores y la reducción de las vacaciones de los trabajadores oficiales de 30 a 15 días.


Tomado del diario EL NUEVO SIGLO