El riesgo que trae la llegada de El Niño a nueve regiones

Foto: El Colombiano

Ramón Leal, director de la Asocar, señaló que tienen establecidos planes de contingencia para organizar el trabajo con las entidades territoriales en aras de prevenir y mitigar impactos negativos sobre los recursos naturales y el ambiente.

En Curití, Santander, un tradicional paseo de olla ocasionó un incendio hace tres días, luego de que no apagaron debidamente las llamas de la fogata. En este tiempo, lo ocurrido es una alerta ambiental, ya que con la llegada del fenómeno de El Niño, que está en un estado de maduración del 90 %, los riesgos de conflagraciones aumentan.

Otro caso reciente se dio en Rionegro (Santander). Luego de 12 horas, 40 unidades de bomberos de tres municipios lograron controlar el incendio forestal, el cual consumió, según datos preliminares, 15 hectáreas de bosque.

Ante esto, el Ministerio de Ambiente y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) han llamado la atención para que eviten estas prácticas, teniendo en cuenta que cuando el fenómeno climático se registró entre 2015 y 2016, el promedio de incendios diarios llegó a 14, ocasionando la pérdida de 188.650 hectáreas de bosques.

Entre las alertas, señalan que las sequías, como las que se vivieron en 2017 cuando, por ejemplo en Antioquia, la magnitud del río Magdalena, por Puerto Triunfo, se vio reducida a enormes playas, podría repetirse, sobre todo porque coincide con la primera temporada seca del año. Sumado a esto, también se ven afectados los pescadores que, con la reducción del nivel del río, no podrán trabajar.

Aquí está el riesgo

Ahora hay nueve departamentos identificados con riesgo de sequía (ver infografía), que se sentirían en el país entre enero y marzo.

Otra alerta tiene que ver con lo que señaló XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN) y administrador del Mercado de Energía Mayorista de Colombia, enfocado en el nivel de los embalses de generación de energía eléctrica. Por ejemplo, hay tres que están en menos del 50 % de su capacidad, como Muña (33,31 %), Punchiná (38,73 %) y Tominé (41,08 %).

Ricardo Lozano, ministro de Ambiente, también señaló que además de la sequía y el desabastecimiento de agua, hay alertas en el sector transporte, por posibles afectaciones de vías por desestabilización de laderas.

¿Preparados?

Se podría decir que sí, pues hace tres meses el presidente Iván Duque presentó el documento Conpes para encarar el fenómeno climático, el cual cuenta con $55.256 millones para implementar estrategias y, de esta manera, reducir y minimizar los impactos que pueda dejar.

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia, ha señalado que este documento permite obtener herramientas y recomendaciones para “aterrizar la acción estatal con el fin de mitigar los impactos de corto, mediano y largo plazo”.

Para Ramón Leal, director de la Asociación de corporaciones autónomas (Asocar), el Conpes sí responde a las necesidades que se tienen, pues “es una muestra de preparación a nivel nacional, con el que básicamente se analizan los posibles riesgos”.

No obstante, Nelson Vivas, director de la ONG ambiental Cabildo Abierto en el Meta, señala que si bien el Conpes pretende, con recursos, responder ante los efectos adversos derivados de las condiciones climáticas, “realmente no se está haciendo un trabajo coordinado, pues carece del fortalecimiento de ecosistemas para recuperar áreas, que permita que cuando hay sequías, las posibilidades de asegurar agua sean altas”, señala el líder ambiental.

PARÉNTESIS

EL PLAN DESDE LAS CORPORACIONES

Ramón Leal, director de la Asocar, señaló que tienen establecidos planes de contingencia para organizar el trabajo con las entidades territoriales en aras de prevenir y mitigar impactos negativos sobre los recursos naturales y el ambiente. Manifestó que se trabaja en programas de ahorro y uso eficiente del agua y con grupos de vigías y brigadistas para responder “ante la aparición de incendios y poder atacar rápidamente los puntos en los municipios que históricamente se presentan incendios forestales”.


Tomado del portal de noticias del diario El Colombiano

COMPARTIR