La adquisición de Tiffany & Co. está entre los cinco negocios más grandes del año

Foto: La República

Entre las mayores compras de este año están las de Disney, IBM y Charles Schwab Corp., que, en conjunto, suman más de US$131.000 millones.

Por: María Paula Aristizábal Bedoya

La República

Los US$16.200 millones en los que se concretó la compra de Tiffany & Co. por parte de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), fueron suficientes para clasificar entre los cinco grandes negocios internacionales del año, por monto de operación, según un sondeo realizado por el Diario La República basados en datos de Bloomberg.

Se trata de la adquisición más grande realizada por el multimillonario Bernard Arnault, quien ha fungido como director ejecutivo y accionista de la compañía francesa por más de tres décadas. La última compra que hizo LVMH fue por US$13.000 millones, para quedarse con Dior en 2017.

Pero, ¿qué impulsó la compra de la joyería estadounidense? De las 75 marcas que LVMH posee, se encuentran grandes rivales de Tiffany como Bvlgari, Hublot y TAG Heuer. La llegada al ruedo de Tiffany supondría una mayor expansión del conglomerado a nivel mundial en las joyas, uno de los mercados que mayor crecimiento tiene el sector de lujo. De acuerdo con Bain & Co, el crecimiento global del sector fue de 7% en 2018 y congrega un mercado de alrededor de US$19.829 millones.

El acuerdo se da tras dos meses de negociación entre las dos partes y tuvo un aumento del 12,5% más que la primera oferta del grupo francés, cuya oferta valoraba a Tiffany en US$14.500 millones, según informó el diario Le Fígaro. En el comunicado entregado a la opinión pública, las dos compañías aseguraron llegar a “un acuerdo definitivo para la adquisición de la joyera estadounidense por parte de LVMH, a través de una OPA, a un precio de US$135 por acción en efectivo”.

“Tenemos un inmenso respeto y admiración por Tiffany y tenemos la intención de desarrollar esta joya con la misma dedicación y compromiso que hemos aplicado a todas y cada una de nuestras firmas”, indicó Arnault.

Los otros grandes negocios

De las adquisiciones que se han realizado en 2019, la que ha tenido una cifra más elevada y que, por lo tanto, es considerada como la compra del año, es la compra que hizo Disney por Fox. Los dos gigantes de medios estadounidenses llegaron a un acuerdo por US$71.000 millones en marzo. Si bien el acuerdo había sido anunciado por los accionistas en julio de 2018, tuvieron que esperar siete meses al acuerdo de los reguladores de México. Con esta compra, The Walt Disney Company ya cuenta con Fox, Pixar, Marvel y Lucasfilm, dentro de su catálogo de estudios.

IBM y Red Hat protagonizaron la segunda mayor compra en 2019. Para julio, el gigante informático estadounidense, IBM anunció la compra del proveedor líder mundial de código abierto, Red Hat, por US$34.000 millones. La transacción se consolidó como la más alta de la historia de IBM. Jaime Bejarano, gerente del Sector Estratégico de Red Hat, señaló que entre las ventajas que trajo esta compra para la compañía es que, “al unir fuerzas con IBM, la llegada a nuevos clientes aumentará indudablemente y, de esa forma, el modelo empresarial será más abierto. Además, IBM podrá optimizar masivamente sus productos para que puedan ejecutarse en productos Red Hat, incluidos Red Hat Enterprise Linux y OpenShift y devolver mucho más a la comunidad upstream”.

La tercera en la lista se dio en noviembre, cuando la firma de corretaje bancario y bursátil Charles Schwab Corp. compró por US$26.000 millones a TD Ameritrade Holding Corp., un corredor que ofrece una plataforma de comercio electrónico para ser empleada en el comercio de activos financieros.

El mercado en América Latina

Las adquisiciones que se han realizado en América Latina tienen un factor común entre las cinco primeras: todas fueron realizadas en Brasil. La que acumuló un mayor valor en el monto de la venta (US$16.822 millones) fue el Campo de Búzios, adquirida en noviembre por tres compañías: Petrobras, Cnodc Brasil Petroleo e Gas y Cnooc Petroleum Brasil. En el listado le siguen TAG – Transportadora Associada de Gás, vendida por US$8.211 millones a Aliança Transportadora de Gás Participações; y Aliansce, que fue adquirida en agosto por Sonae Sierra Brasil, por un monto de US$1.725 millones.

¿Cómo siguen negociándose las empresas en medio de la desaceleración?
Marcela Chacón, representante del área de RBI para América Latina de TTR, señaló que “en el transcurso de 2019, el mercado transaccional ha registrado una dinámica más cauta, en comparación con el mismo periodo de 2018. Estos resultados reflejan el efecto de reajuste en la economía regional, así como el cambio en los flujos de inversión hacia países desarrollados. No obstante, en el caso de América Latina aún existe un renovado interés por parte de inversionistas estratégicos y fondos de capital privado”.


Tomado del portal del diairo La República

COMPARTIR