Muere a los 103 años Vera Lynn, la legendaria cantante del himno a la esperanza de la II Guerra Mundial

Foto: Vera Lynn – EFE

Su inolvidable «We’ll meet again» ha vuelto a salir a la luz durante el confinamiento

Vera Lynn, cuya canción «We’ll meet again» se convirtió en un himno de esperanza y resistencia durante la Segunda Guerra Mundial y que ha vuelto a salir a la luz durante el confinamiento, ha muerto a los 103 años.

Su familia ha afirmado que estaba «profundamente triste de anunciar el fallecimiento de una de las artistas más queridas de Gran Bretaña», y que había perdido la vida en su casa de East Sussex rodeada de sus seres queridos, de acuerdo con The Guardian.

En marzo, justo antes de celebrar sus 103 cumpleaños y en medio de la nueva pandemia de coronavirus, Vera Lynn había alentado a la población a encontrar «el mismo espíritu que cruzó nuestra guerra», según AFP.

La reina Isabel II le había cogido prestado el título de su famosa canción, destinada a elevar la moral de las tropas durante la contienda, en su discurso del 5 de abril con la intención de infundir esperanza en los británicos sometidos a confinamiento.

Además, se invitaba al público a cantar el tema en mayo pasado para conmemorar el 75 aniversario de la capitulación de la Alemania nazi el 8 de mayo de 1945. Por todo ello, su álbum «Vera Lynn 100» ha conseguido llegar al número 30 en las listas británicas, convirtiéndola en la artista más antigua en aparecer en el top 40 de los álbumes más vendidos en el Reino Unido.

Nacida en East Ham en las afueras de Londres en 1917, Lynn sobrevivió a un caso casi mortal de difteria cuando tenía dos años y comenzó a actuar a los siete. A partir de los 18 años comenzó a actuar con orquestas en el Reino Unido, y lanzó su primera grabación en solitario, Up the Wooden Hill to Bedfordshire, en 1936, mientras trabajaba en una compañía naviera del East End.

La intérprete también era conocida por cantar «The White Cliffs of Dover», «There’ll Always Be An England» y «If Only I Had Wings» para infundir valentía a los británicos durante los bombardeos aéreos nazi.

Apodada la «prometida de las fuerzas armadas», fue toda su vida una ferviente partidaria de los soldados, a quienes cantó durante las guerras en países como Egipto o India, en unas actuaciones en las que a menudo arriesgaba su vida.


Tomado del portal del diario ABC.ES