¿Por qué Alemania tiene la tasa más baja de muertes por Covid-19?

Foto: EFE

Es la más baja de la región. Equipos médicos y diagnósticos tempranos, algunas de las razones.

Con una cantidad notable de enfermos y una tasa de mortalidad extremadamente baja, Alemania representa una excepción frente a la epidemia del nuevo coronavirus.

El país había registrado oficialmente 10.999 casos el jueves, y 20 muertos, con lo que la tasa de letalidad en el país se establecía en 0,18%, una cifra muy baja en comparación con el alrededor de 4 por ciento de China o España, 2,9 por ciento en Francia o 8,3 por ciento en Italia.

(Lea también: Las claves del éxito de Corea del Sur en su lucha contra coronavirus)

«Es algo difícil de desentrañar (…) No tenemos respuesta y es probablemente una combinación de varios factores«, admitió esta semana Richard Pebody, responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(Le puede interesar: Últimas noticias sobre el coronavirus en el mundo)

Estas son algunas de las hipótesis barajadas por los especialistas:

Mejor equipo médico

Con 25.000 camas en cuidados intensivos con asistencia respiratoria, Alemania está particularmente bien equipada, en comparación con sus vecinos europeos. Francia tiene unas 7.000 e Italia en torno a 5.000. Además, Berlín anunció el miércoles que quiere duplicar esa cifra en los hospitales en las próximas semanas.

De momento, los pacientes enfermos han podido recibir una atención médica adecuada y el país no teme que sus hospitales se vean saturados a corto plazo, como ha ocurrido en Italia o en el este de Francia.

Sin embargo, esto no parece explicar la diferencia en el número de decesos en las primeras semanas, pues los otros países europeos también movilizaron a sus hospitales.

Test precoces

«Reconocimos muy pronto la enfermedad en el país, estamos adelantados en materia de diagnóstico, de detección», afirma Christian Drosten, director del Instituto de virología en el hospital de la Caridad, en Berlín.

Ese criterio, junto con la importante red de laboratorios independientes que hay en el país, que desde enero empezaron a examinar a la gente, habrían permitido que se diagnosticara mejor la enfermedad y colocar en cuarentena a los casos que presentaban mayor riesgo.

Para someterse al test en Alemania, basta con tener los síntomas y haber estado en contacto con un caso confirmado o haber vuelto de una zona de riesgo.

Una población joven afectada

«En Alemania, más del 70 por ciento de las personas identificadas como infectadas hasta ahora tienen entre 20 y 50 años«, explicó el presidente del Instituto Robert Koch (IRK), que dirige la lucha contra la epidemia.

En un primer momento, la enfermedad se propagó entre una población relativamente joven y en buena salud. Los primeros infectados eran personas que habían vuelto de esquiar en Italia o Austria. Aún así, queda por saber si la epidemia no estará en sus inicios en Alemania.

El país teme que el número de casos se dispare, pues el 25 por ciento de su población tiene más de 60 años, según el instituto Statistica.

Ausencia de test post mortem

Otra de las hipótesis barajadas para explicar la baja tasa de mortalidad es que en Alemania no se realizan tests de coronavirus post mortem a las personas fallecidas. Esto significa que cuando una persona muere en cuarentena en el domicilio y no en el hospital, hay muchas posibilidades de que su caso no entre en las estadísticas.

Con todo, el IRK restó importancia a este factor: «Partimos de la base de que los pacientes son diagnosticados antes de morir», se defendió el instituto.

AFP


Tomado del diairo EL TIEMPO / Agencia AFP