Reforma tributaria mantiene ‘gabelas’ por $9 billones

Foto: Presidencia

Las empresas tendrán descuento del IVA a importación de bienes de capital, menor tarifa de Imporrenta y reducciones en ICA y 4×1.000.

Los cambios sociales que se introdujeron en la reforma tributaria, como respuesta al paro nacional, no fueron impedimento para que en el texto se mantengan los beneficios tributarios a las empresas.

Estos cambios en exenciones, descuentos, disminuciones y demás ‘gabelas’ aún le costarán al país por lo menos $9,4 billones desde el próximo año, según las cuentas del Ministerio de Hacienda.

Principalmente, las modificaciones efectuadas, hasta ahora, mantienen el descuento del 100% del impuesto a las ventas (IVA) a la importación de bienes de capital, que el próximo año le implicará a la Nación un costo fiscal de $6,5 billones, cifra que va aumentando gradualmente año a año.

Además de este, se mantuvo intacta la disminución del impuesto de renta para las empresas, cuyo efecto real en las finanzas públicas se sentirá desde el próximo año, cuando el recaudo se reducirá en $1,3 billones, cifra saltará a $2,7 billones en el 2021 y a más de $4 billones en el 2022, año en el que la tarifa se establecería en 30%.

Finalmente, se encuentra la posibilidad que se les da a las compañías de descontar el impuesto de industria y comercio (ICA), que es de 50% entre el 2020 y el 2021, y de 100% a partir del 2022. Este punto, según las cuentas del Minhacienda, generarán una pérdida de ingresos fiscales del orden de $1,7 billones en los dos primeros años, pero de más de $7 billones a partir del 2023.

De acuerdo con lo dicho por el Gobierno Nacional, estas reducciones en el recaudo de impuestos se compensaría con dos factores que son claves para el Ejecutivo. Uno es el mayor crecimiento económico, por el cual el Minhacienda proyecta que en 2020 recibirá unos $3,2 billones; en el 2021, $7 billones y en el 2022, más de $10 billones.

Y, en segundo lugar, la compensación se lograría con una cruzada de la Dian para reducir la evasión de impuestos y, a la par, recaudar más por una mejor eficiencia tributaria. En este punto, el cálculo anual de recaudo adicional arranca el próximo año con $3 billones adicionales, pasa a $4 billones en 2021 y salta a $6,4 billones en 2022, de acuerdo con las proyecciones oficiales.

Incluso, estas medidas –junto con la sobretasa al sector financiero y la factura electrónica– también servirían para cubrir un ‘hueco’ adicional que se abrirá desde el primero de enero próximo, por cuenta de novedades como el IVA a los hogares más vulnerables, el no cobro de este impuesto durante tres días al año (en enero, julio y octubre) y la reducción de los aportes a salud de los pensionados con mesadas bajas.


Tomado del diario Portafolio

COMPARTIR