Sin señas del movimiento de artillería ordenado por Maduro

Foto: EFE

Expertos dicen que el régimen tendría un poderío militar ‘respetable’ que le compró a Rusia.

Por: Andreína Itriago

EL TIEMPO

Ya han transcurrido 48 horas desde que el cuestionado mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ordenó, sin mayor detalle, la movilización de piezas de artillería, como preparativo ante una supuesta acción armada contra Venezuela por parte de grupos presuntamente financiados, según él, desde los Estados Unidos y Colombia.

Sin embargo, al menos hacia las fronteras, de momento, no ha habido movimiento.

Hasta ahora no se tiene conocimiento de algún movimiento importante de tropas hacia la frontera venezolana, refiriéndome a los cuatro puntos cardinales”, aseguró a EL TIEMPO la diputada opositora venezolana Karin Vera, quien preside la subcomisión de Fronteras de la Asamblea Nacional venezolana.

Lo que se mantiene en estados fronterizos con Colombia, como Táchira, que limita con el Norte de Santander, es el movimiento militar, ya habitual, con motivo del decreto de aislamiento social, a propósito de la pandemia de covid-19.

“El único movimiento importante que se está haciendo es en San Antonio del Táchira, pero allí no hay solo militares, sino personal policial y sanitario, tanto del gobierno regional como del Ministerio de Salud, para atender la ola de venezolanos que desde el sábado están ingresando por el puente Simón Bolívar”, explicó Vera a este diario.

La parlamentaria venezolana hacía referencia a un nuevo paso humanitario que fue habilitado durante este fin de semana para permitir el retorno a su país de al menos 600 venezolanos, según datos registrados por Migración Colombia.

Al menos en el estado Táchira, la presencia militar, de momento, no evoca el movimiento extraordinario que sí hubo el pasado mes de febrero, en el marco del operativo denominado Escudo Bolivariano 2020, el mismo al que apeló Maduro en la noche del viernes pasado al ordenar la movilización de piezas de artillería.

Entre el 15 y el 17 de febrero, el régimen desplegó a unos dos millones y medio de uniformados, una cifra inflada por miembros de la Milicia Bolivariana, y exhibió parte de sus poderosos equipos, entre ellos un misil antibuque, de origen italiano, que fue probado en el último día de los ejercicios militares, y sistemas antiaéreos de origen ruso.

Para la abogada y especialista venezolana en temas militares Rocío San Miguel, la artillería venezolana constituye un “poder respetable”, compuesto por “bastantes sistemas de armas”, incluidas las adquisiciones hechas a Rusia.

(Lea también: Maduro desplegará ‘artillería’ por ‘acciones armadas’ contra Venezuela)

Desde la oposición, sin embargo, se ha cuestionado la efectividad del operativo invocado por el régimen.

“¿De cuál Escudo Bolivariano hablan cuando vemos que un barco turístico hundió una fragata venezolana?”, cuestionó Guaidó poco después de que Maduro ordenara la movilización de las piezas de artillería, el viernes pasado.

El líder opositor hacía referencia a un episodio aún confuso, acaecido el pasado 30 de marzo, en el que un buque patrulla de la Armada venezolana se hundió tras sufrir daños severos al embestir repetidamente un crucero propiedad de la firma Columbia Cruise Services, que no llevaba pasajeros a bordo y que sufrió daños mínimos.

A ustedes me dirijo, grupos financiados desde el exterior, desde EE. UU., desde Colombia, grupos que creen que pueden aprovechar la pandemia y la cuarentena para acciones terroristas, golpistas: personalmente, como comandante en jefe, estoy al frente de todos los preparativos para que Venezuela tenga paz y para estar preparados para cualquier combate que haga falta”, dijo Maduro durante su alocución desde Miraflores, palacio de gobierno venezolano.

La maniobra castrense iniciaría, según aseguró, “en las próximas horas” a su orden. Con esta, para la experta San Miguel, el cuestionado mandatario venezolano estaría reiterando que ejerce el mando y control sobre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, sobre todo tras el ‘indictment’ del Gobierno estadounidense y su propuesta para una transición en este país suramericano.

“Cuando tantos recursos se necesitan para enfrentar la profunda crisis económica y su enorme impacto social en Venezuela, Maduro escoge orientar recursos a maniobras militares, lo cual no luce apropiado ni legítimo. Sin embargo, es el precio por pagar por quien necesita demostrar permanentemente que los militares continúan siendo leales a su mandato”, acotó San Miguel.

Andreína Itriago
Corresponsal EL TIEMPO
CARACAS


Tomado del diario EL TIEMPO