Un colombiano entre los mejores chelistas en concurso internacional

Foto: Orquesta Filarmónica de Bogotá

Santiago Cañón ganó el segundo premio de la Competencia Internacional Tchaikovsky.

El chelista colombiano Santiago Cañón-Valencia acaba de ser premiado en uno de los concursos más importantes de la música clásica. Se trata de la Competencia Internacional Tchaikovsky, que se realiza en Moscú y en San Petersburgo (Rusia) y reconoce a los mejores pianistas, violinistas, chelistas y voces masculinas y femeninas.

Cañón-Valencia, de 23 años, logró entrar al grupo de seis finalistas en el apartado de chelo y en la última ronda obtuvo el segundo premio y la medalla de plata -el primero fue para el estadounidense Zlatomir Fung-.

En la primera ronda, el colombiano interpretó obras de Johann Sebastian Bach, Tchaikovsky, Carlo Alfredo Piatti, Alberto Ginastera. Gracias a esa interpretación, el chelista pasó a la siguiente etapa, las semifinales, en las que su repertorio estuvo compuesto por obras de Schubert, Shostakovich y Bottermund y Starker.

Ya en la final, los competidores compartían escenario con una orquesta de músicos (en las primeras ronda se presentaban en solitario). Durante cada una de las presentaciones, los finalistas tenían que interpretar dos obras, una de su escogencia y otra obligatoria: las ‘Variaciones sobre un tema rococó’, de Tchaikovsky.

En su presentación final, Cañón-Valencia decidió interpretar el ‘Concierto para cello’, de Dmitri Shostakovich.  

El jurado estaba integrado por importantes referentes del instrumento, como el israelí Misha Maisky, el alemán Jan Vogler y el italiano Mario Brunello. El presidente del jurado era Clive Gillinson, director ejecutivo de la Orquesta Sinfónica de Londres.

En la tarde del jueves, el jurado anunció su decisión, pero aun falta conocer el ganador del premio Grand Prix de la competición, que se anunciará en la gala de clausura, que se realizará el 29 de junio en el Mariinsky Theatre de San Petersburgo.

La Competencia Internacional Tchaikovsky se realiza cada cuatro años desde 1958. En esa primera edición, solo se premiaban las categorías de piano y violín; la de violonchelo se incluyó desde 1962.

El principal objetivo de la competición es revelar nuevos talentos musicales y en Rusia se ha convertido en uno de los eventos culturales más esperados. Para aumentar su impacto global, las competencias se transmiten en la plataforma de ‘streaming’ Medici.tv.


Tomado de diario EL TIEMPO

COMPARTIR