Cinco cosas que debe mejorar Colombia en el Preolímpico

Foto: Jonh Jairo Bonilla / EL TIEMPO

La Selección que dirige Arturo Reyes avanzó al cuadrangular final, este jueves. 

Por: José Orlando Ascencio

EL TIEMPO

La Selección Colombia sub-23 logró, sin que le sobrara nada y con muchísimos altibajos, su clasificación al cuadrangular final del Preolímpico. El camino ahora es mucho más difícil: deberá enfrentar a los dos favoritos para obtener los cupos a Tokio 2020, Argentina y Brasil, y este viernes espera al equipo que completa el cuadro de la fase definitiva.

Cuatro partidos jugados, dos victorias, un empate y una derrota, con siete goles anotados y tres recibidos, es el balance del equipo de Arturo Reyes en la primera fase del torneo. Pero más allá de eso, el equipo alternó algunos momentos de buen fútbol con otros de mucha preocupación, tanto en defensa como en ataque.

El propio técnico Arturo Reyes reconoció que aún hay camino por recorrer para que el equipo juegue mejor:

Estos son los cinco factores que debe mejorar Colombia para mejorar su rendimiento e intentar conseguir su clasificación a Tokio 2020, la que sería la sexta presencia de la Selección en los Olímpicos: ya estuvo en México 1968, Múnich 1972, Moscú 1980, Barcelona 1992 y Río 2016.

La concentración

Colombia ha sufrido siempre en el comienzo de todos los partidos del Preolímpico, incluso en su mejor presentación hasta ahora, el día de la goleada 4-0 a Ecuador. El equipo entra dormido, desconcentrado y permite que el rival se monte en el partido y le haga daño. Para fortuna de Reyes y su grupo, el único equipo que le sacó provecho a esa falta de concentración fue Argentina, que le marcó gol antes de los 10 minutos.

La elaboración de juego

A Colombia le cuesta manejar la pelota y el propio DT reconoce que el equipo tiene un déficit en ese sentido. “La verdad es que nosotros tenemos que mejorar la elaboración, hemos mejorado defensivamente, pero necesitamos más ofensivamente. Nos hace falta poder concretar alguno de esos contrataques que estamos montando”, señaló Reyes.

El 9 está aislado

Esta es un consecuencia del punto anterior. Aunque Ricardo Márquez aporta mucho sacrificio e incluso retrocede a buscar la pelota, el delantero en punta que tiene la Selección juega muy lejos del arco y por eso le cuesta anotar. «Estoy tomando el ritmo que puedo dar, siento que puedo dar más y eso se va dando partido a partido. Hay diferentes tareas que uno tiene que hacer, en algún momento se van a dar las opciones de gol», dijo Márquez.

La seguridad en la mitad del campo

La ausencia de Eduard Atuesta contra Chile, por acumulación de tarjetas amarillas, acentuó más uno de los problemas del equipo. A Colombia le falta marca en la mitad de la cancha, y eso no tiene que ver solamente con la pareja de recuperación, sino también con el sacrificio de los que juegan más arriba. Jorge Carrascal lo hace muy bien en ese sentido, pero Reyes le ha llamado la atención en varias ocasiones a Nicolás Benedetti. Ese equilibrio es necesario.

El control de los partidos

Con los resultados a su favor (los triunfos frente a Ecuador y Venezuela y el empate con Chile, que le daba la clasificación), Colombia perdió el control del partido, terminó encerrado en su arco y apostándole a un contraataque que no siempre le dio buenos resultados. Con los jugadores que tiene Colombia, el DT podría pensar en una fórmula con mucha más posesión de balón para controlar los juegos.

José Orlando Ascencio
Enviado especial de EL TIEMPO
Pereira


Tomado del diario EL TIEMPO