Nada mata a AC/DC

Foto: Getty

Algunos especialistas señalan que el grupo vuelve con disco y gira este 2020. Una prueba más de que resisten a todo: muertes, sorderas, arrestos…

Por: Icon

En las cenizas de AC/DC siempre hay un rescoldo que insuflará vida a la hoguera. El estoicismo en la historia de estos rockeros no tiene límites. Como ese elefante viejo lleno de achaques que se niega a doblar las piernas y sigue y sigue, haciendo su camino aunque algunas veces lo dibuje torcido. O como dijo Steve Tyler, el vocalista de Aerosmith, en 2003 cuando presentó a la banda en el Rock and Roll Hall of Fame: «AC/DC encendió una llama en las tripas de todos los chavales que nacieron para romper las reglas. Y ahí siguen dando caña y encendiendo hogueras de rabia. AC/DC es un corte de mangas al establishment y será así siempre». ¿Siempre? De momento sí.

Según algunas informaciones, AC/DC está de vuelta. Ya se venía especulando en la segunda mitad de 2019 sobre el regreso del grupo, que no edita nuevo disco desde 2014, Rock or bust. Pero ha sido recientemente cuando el asunto ha ido tomando forma. La información la ha dado el periodista australiano Eddie McGuire, con fama de tener buenas fuentes alrededor de la banda. «Mi información es que habrá un nuevo álbum de AC/DC para febrero o marzo y que el grupo estará de gira para finales de 2020. Vuelve a la banda el cantante Brian Johnson después de superar sus problemas de sordera e incluso es posible que también recuperen al batería original, Phil Rudd. Y, por supuesto, Angus Young al frente».

Todo esto lo tendrá que confirmar la banda en los próximos días. De ser cierto, sería una nueva muestra de la perseverancia de un grupo que ni la muerte ni las enfermedades ni las desgracias pueden tumbar.

Repasemos algunos de los episodios que lo demuestran…

– Su cantante aparece muerto justo cuando estaban en su mejor momento

Después de unos años abonando el terreno con buenos discos, AC/DC editan en 1979 Highway to hell, su álbum más completo hasta la fecha, un disco sin relleno, con diez canciones que se convierten en la banda sonora de los jóvenes aguerridos del mundo. El grupo va camino de la cima. Pero todo se derrumba. Su feroz cantante, Bon Scott, aparece muerto en un coche, ahogado en su propio vómito después de una de sus legendarias borracheras. Tenía 33 años. Muchos especulan sobre el fin del grupo. ¡Ja! Reclutan a Brian Johnson, de la banda Geordie, y se meten en el estudio de grabación casi tras el entierro de Scott. Cinco meses después del fallecimiento de Bon Scott editan Back in black, dedicado a la memoria del vocalista. Será el disco más exitoso de la banda en toda su carrera y el segundo más vendido de todos los tiempos, solo por debajo de Thriller, de Michael Jackson.

– Malcolm Young, el cerebro musical, deja el grupo debido a una demencia

Tras seis años de silencio discográfico el grupo edita en 2014 Rock or bust. Cuando se preparan para hacer una gira por estadios de todo el mundo, se anuncia que Malcolm Young, hermano de Angus, guitarra fundador y cerebro del sonido de la banda con sus contundentes riffs, padece demencia y debe renunciar a la gira. Porque la gira, por supuesto, sigue en pie. Le sustituye otro miembro de la familia, Stevie Young, sobrino de Malcolm y Angus. Malcolm fallecería en 2017 con 64 años.

– Phil Rudd, el batería, en arresto domiciliario 

Un episodio extraño. El del batería fundador de la banda, Phil Rudd. Primero se vio envuelto en un incidente oscuro que acabó con una denuncia que le acusaba de contratar a un sicario para asesinar a una persona. Aquello se archivó por falta de pruebas. Por lo que sí fue condenado fue por tenencia de drogas. Rudd estuvo ocho meses en arresto domiciliario, asistido por un psicólogo y por médicos para superar su adicción. Actualmente está fuera de la banda. Chris Slade es el batería. Pero los rumores apuntan a que Rudd podría volver. Él lo está deseando, desde luego. “Déjame cinco minutos en una habitación con Angus y recupero mi puesto de batería en AC/DC”, dijo a la revista Rolling Stone.

– Brian Johnson se queda sordo y deja a la banda; se quedan sin cantante

La gira de Rock or bust estaba previsto que durase dos años, 2015 y 2016. ¿Todo controlado? Nunca con AC/DC. Cuando el tour llega al ecuador, el cantante, Brian Johnson, debe dejar el grupo por unos preocupantes problemas de sordera. Así lo comunica el grupo: «AC/DC se ha visto obligado a reprogramar las próximas fechas de su Rock or Bust Tour. El cantante, Brian Johnson, ha sido advertido por lo médicos de que, o deja los escenarios enseguida o puede perder la audición». ¿Se acaba pues la gira? Ni hablar. El comunicado sigue: «Los conciertos que se suspenden serán reprogramados para más adelante este mismo año, con un vocalista invitado».

– AC/DC sobrevive a Axl Rose

Cuando el grupo anunció que el sustituto de Brian Johnson para el directo iba a ser Axl Rose, el malencarado vocalista de Guns N’ Roses, muchos seguidores devolvieron las entradas. Era un contrasentido: AC/DC, una banda que transmite simpatía se une a un tipo de actitudes prepotentes y desagradables. Además, claro, de los problemas vocales que arrastraba Rose. Más desventuras: las primeras fechas de esta extraña sociedad serían con Rose en una silla de ruedas por una inoportuna lesión en su pierna. Sin embargo, no fue tan catastrófico como se pensaba. Axl se comportó, dejó su impuntualidad para sus Guns N’ Roses y cumplió. No fueron los conciertos de nuestras vidas, pero tampoco un desastre.

– El bajista original, Cliff Williams, se marcha

La última baja. Después de terminar la gira de Rock or bust, el bajista original, Cliff Williams, anunció su marcha de la siguiente manera, a todas luces irreprochable: «Las cosas ya no son las mismas, todo cambia. Esto no tiene que ver con el hecho de que perdimos a Malcolm Young, Phill Rudd y Brian Johnson, sencillamente cambiamos. Creo que ya estoy listo para dejar la carretera y hacer las cosas que hago cuando no estoy en tour: estar con mi familia». Ya solo queda Angus Young…


Tomado del portal Icon del diario EL PAÍS (ES)